al filo de la empatía

Cinco años llevaron mil senderos donde varias veces no supe , cinco años y cuento desde que tengo uso de razón , cinco años previos desde un año que no recuerdo y recuerdo vanidad de entre los que no recuerdo. Cinco años recuerdo poco, cinco años ,solamente . La desgracia, ella enamorada de mis locuras, se cambio de apellido y tatuó su nombre en mi piel aunque nada fue filo cortante al ocaso de la luna menguante. Cinco años llevaron por senderos, un camino de la mas efímera empatía y no vale con saber recorrer esos frondosos caminos, no vale con pisar la arena resbalosa lana de piel de tiburón. Supongo que la empatía es un don divino y sólo sangran los mortales. Vino barato para un cáliz durmiente. Como dibujar un cuadro de arena en medio de un museo que ya nadie visita. Hoy en día la empatía debiera considerarse don divino Don de los Alpes montañosos, cabalgante galán de las verdes montañas o simio erguido de un oscuro bosque cuya noche sea eterna. Que más da, necio fuera aquel cuya razón no fuera filo cortante, dolor agudo para quien no quiera ver. Necio fuera aquel cuyo intelecto abreviara mis palabras y despojara de mi , el rojizo de mis venas. Ya no sangran, ya no sienten.

Ver “Multitud enfurecida. Poema que habla del caos actual y de cómo nos dejamos llevar por la ira” en YouTube

El ambiente está muy candente últimamente. Multitudes enfurecidas que me recuerdan al poema de Bukowski *el genio de la multitud * Se presenta un virus que ignora los demás problemas… Llevar mascarilla, la bandera de los abanderados. Toser, el miedo de los contagiados, la lepra del siglo 21 y seguimos sin saber nada.

Compartir mi poema recitado para que llegue a más gente, eso me ayudaría mucho.

Muchísimas gracias por el apoyo y los mensajes de ánimo.

Ánimos en estos tiempos difíciles a todas y todos.

Vida

El propósito de la vida, supongo que todos nacemos para morir,

llevar una vida llena de dicha es,

anhelo mientras las maldades caen sobre nuestro tejado cual lluvia de abril.

ínfimo tesoro valorado por el hombre,

animal de dudosa amistad, sabio y viril.

el propósito de amar, de vivir, de morir.

Llorar, reir,

prólogos de una muerte incierta, la vida

antes y ahora

Gustaría que mis escribas deleitaran su paladar con la dulce miel de la esperanza. Llenarse la panza con historias de golosinas y de mil sabores, con el dulce empalagoso chocolate del amor fortuito. Pero por desgracia, estas escrituras ya tienen rostro. Panza , piernas , gruesas manos y horrendas uñas que manchan toda pizca de disfrute que alcanzan a ver vagos ojos.

Dudo del hombre, dudo de la mujer , dudo de su amor por que intenta ser perfecto. El amor no puede ser perfecto. El amor no es más que un cúmulo de perfección que va hacia ninguna parte.

Estos escritos huyen del amor, ahora tiene rostro, panza , piernas y gruesas manos. La cara larga de mis escrituras resuenan un amargo licor de hierbas que pudre mi sangre y desvanece esta maldición.

El consejo de un sueño, barba altanera , viejo ser que no se yo. Se marchó la dulzura, vuelta la amargura.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑