El virus

desde la más alta montaña,

han abierto la puerta deshonesta del perdón.

Culpa inocente y dejado salir a lobos sin maña.

Se comen a los corderos,

mientras tanto en el mismo tiempo ,

algunos libros hablan de más y hacen oídos sordos

ante los incesantes gritos de la víctimas .

Un lobo anda suelto!

Que viene el lobo!

Que viene el lobo!

De lentos andares y tan contagioso es su veneno,

que basta con un suspiro suyo para caer presa

de sus fuertes mandíbulas.

Y quien me lo diría a mi ,

tan incrédulo como hace unos años

dando pasos a maraños,

ahí fuera, mientras el lobo se come a quien quiere.

Ay de nosotros!

Ay de nosotros!

Quién blandirá su espada

Y con noble coraje decapitará al lobo?

Ay de nosotros!

Quién con esa valentía a falta sin morbo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: