Días raros

Una vez cada dos años, algunas veces en los que no hay luz , me quedo mudo , al no saber que hacer, una especie de bajón sin sentido. No me dan ganas de hablar, y yo no sé cuanto dura. Se va un brillo y vuelvo alguien que yo no sé. Un lince ciego, de viejos reflejos, sonoros los pasos que ya nadie ve. Son días que yo no sé. Meses de alguna fecha muerta en algún futuro que tampoco sé. Días perdidos de risas. En busca de cariño, palabras de aliento, que me curen esta herida que fue en una batalla que nunca fue.

Días raros, una vez cada dos años, con heridas que fue y batallas que nunca fueron. Y aún mi corazón en sus manos , sé que no puede animarme. Y aprovecho esos días para pasto ,verde creciente de un vaso de cristal. Se oyen leyes de mi, oscuros ,voces. Ya es hora de rezar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: