La jauría

Nos verás en la calle o por las redes. A pata portando el cielo por zapas. Es posible que dentro de un coche, un Mazda, BMW o Seat tal vez, dejando que nuestro buen humor arda en esencia como el combustible que nos queda. Nos verás riendo yendo a visitarte. Es posible que veas alguno siendo el centro de atención en algún antro. Bailando serio o con la cara pintado de alegría. Oye el tintineo de las cadenas que portamos. El choque de nuestros puños . O el brillo de nuestras ideas. Oye el grito de cuando nuestros ojos se encuentran. Aullidos que nos localizan aunque no muy a menudo nos vemos. Y es que a veces nos pillan tratando como reina a nuestras princesas. Puede ser que veas alguno, montado sobre caballo con rosa en mano rugiendo en plena carretera :hambre de buena vibra.

Hay ocasiones. Noches señaladas, de días rasgados por los cielos, en los que el rojo de nuestros ojos nos delata. Y a pesar de ello,

Somos jauría.

Lobos de una ciudad perdida . Panteras del color que representa nuestro continente.

Somos jauría.

De cada forma de ser, de cada modo de estar.

Somos jauría.

Manada echa de otro material. Nuestras  cicatrices toman formas distintas , mas  viven un mismo dolor sin ser color que lo define.

Somos jauría.

Porque de nuestras pisadas, nuestras historias. De un llanto, ira para quien lo provoca. De nuestras alegrías,nuestro disfrute. No a falta de lágrima sino para cumplir nuestras metas.

Somos jauría,

Manada con espacio entre mil tonalidades:el excéntrico y el don Juan,pero no Tenorio. También hay un caballero de negra armadura,serio, aunque sólo nosotros sabemos de él y su porqué. Hay un apasionado, frenético, tan impulsivo que cerca de él, el aire no sabe hacia donde correr. Hay un niño alegre al que no se le escapa una risa. Un mimado de la vida, malcriado del futuro incierto. Otro  lobo porta ojos que dicen ser forma y parten por cada estallido sin ser palma de su pecho .Ellos. Nosotros,

somos jauría.

Nos veras bailando en la calle, moviendo nuestros cuerpos al frenético ritmo del que sabe disfrutar sin preocuparse del qué dirán . Y es que entre nosotros cada uno goza de un don especial.

Somos jauría.

Somos jauría y jauría seremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: