No le des forma al verano

Le puedes dar color, forma, carácter y pensamientos a cualquier cosa.Manos al destino, ojos al hambre, esperanza al tiempo , cuernos al sueño e incluso risa al llanto y al miedo también se le puede representar, de igual forma el amor.

Al amar puedes afilar la punta de tu propia pluma a través de la forja de mil batallas con el papel. De aliados, tus ojos que consiguen ver más allá de lo que soy capaz de ver. Formas extrañas proyectadas por cuerpos de fuego echos de tinta e insomnio.

Puedes darle idioma, cara, pelo y melodia a un pensamiento, a cualquier cosa abstracta, pero no al verano.

No le des forma al verano. Déjalo así.

No le puedes dar un cuerpo, llamarlo Vicente y rodearle de preocupaciones, amigos y demonios internos. No puedes. No debes.

No le puedes dar alas al verano para que llegue a todas partes o que sea aire para residir en los corazones de quienes sin escrúpulo parten.

Es simple, no le des forma al verano. No mancilles sus sueños. No desprecies los colores de las chicas soñadoras. Ni las miradas de varones sin guía.

Deja el verano ser lo que es. Deja que su brisa acaricie tu piel sin darle vueltas.

No te preocupes.

Deja el verano ser verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: