En busca de la canción perfecta

Hoy llueve

El viento ruge sin piedad

La ciudad anda tranquila,

Nadie fuera, a pesar de ser sábado noche.

En mi casa todo tranquilo, la vieja habitación que me acoge entre sueños de reloj y delirios de tiempo, se empequeñece. Enciendo el ordenador y se pone a funcionar… Hoy parece uno de esos días . Unos de esos días en los que el barco de mis palabras no encuentra un puerto seguro . Avisto faros desde la lejanía, pero la tormenta no escampa. Los rayos divierten al caos , mientras el fuego es la sobra que dejó el timonel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: