Cansado canciones de amor

Cansado de canciones de amor. Harto de habladurías sentimentales en boca de jóvenes necios incapaces de sentir el invierno más allá del frío, el calor más allá de la crema solar y el cielo mas allá del azul que la cubre sobre un espejo que refleja el eco sumido entre la superficie que respalda el brillo de sus ventanas.

Estoy cansado de canciones de amor. De cursiladas para gaviotas de la noche que no hacen más que dedicar sus pocas horas libres en intentar volar sobre un firmamento que se vuelve cada vez mas traicionero. Él cielo ya no nos avisa de la lluvia.

Él habla del granizo mientas ella goza de moverse entre volcanes en erupción.

Cansado de canciones ,amor. Canciones que te atrapan, te recuerdan a sus labios, a sus ojos que te llevan a pasear por los suelos de una vieja ciudad perdída eola entre calles que huelen a su piel y la utopía perdída entre sus piernas.

Estoy cansado de canciones. Cansado de melodías románticas sin fin.

Incluso las latas de redbull que sobre el escritorio bailan somnolientas ellas cabizbajas y de alma débil, portan en mano un pañuelo rojo que da honor al despido de un corazón roto y rezan para que no le de «play» al reproductor de mi ya deteriorado móvil.

Ellos también estan cansados de tantas canciones románticas y no tienen más remedio . Maldicen mi maldición, me llaman eterno enamorado, eterno rival, eterno roto , eterno rojo.Pero yo de sus sandeces me despojo y le doy «play» sólo para satisfacer el ego de mi sufrimiento. Para que mis carnes bailen sobre portentosas figuras de oro y hiel o estrellas que dan fin al girar de mi, la asquerosa rutina.

Apago la canción después de un rato , cansado, espero que llegue. Que caiga del cielo una estrella o media luna. Así que me acerco a la ventana. Aparto los libros. Miro hacia el cielo. Me saluda una estrella, dos, tres , cuatro , diez, treinta. Parece que cuántas más miré más aparecen. Pero nadie brilla como ella.

Me quedo un rato a contemplar esa belleza divina. «Incluso Dios debería sorprenderse de su creación» Pienso mientras escucho ahora sí, sólo el balbuceo de la pluma. Que hace un rato que me habla.

A la espera de su caída.Ya era hora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: