Eternidad

Es curiosa la eternidad…me la imagino alta,metro ochenta con una mirada serena y vestida de elefante con la trompa asomando de entre la uniceja ,sentada en su sillón de terciopelo con las piernas cruzadas y una copa de vino tinto ( su favorito) sostenida por unos largos y finos dedos blanquecinos ,resplandecientes  y sin color ( pues el blanco mas falta no es color) con delicadeza.

De vez en cuando da unos cortos sorbos (dos o  tres)  cada vez que escucha  ” aleluya” . Uno de los tantos cantares que tiene el joven del 5to piso de expresar felicidad… algún día hablaremos de él.

Supongo que ahí pasará el día, ella, eternidad, eterna ( valga la redundancia) como ella sola. Pensando , divagando, con las alas rotas observa mil y una estrellas que reflejan del negro vino de su copa, soñando ella con poder algún día tocar una estrella, viva aunque sea

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑